Otro capítulo en la guerra entre Jorge Rial y su hija

image_pdfimage_print

El conductor de Intrusos confirmó que viajó a Londres con su pareja, Romina Pereiro, y esto hizo estallar nuevamente a Morena. “Se les debe cagar de risa a todos porque importarle lo que le digan no le duele, eso se los aseguro”, dijo.

El jueves Jorge Rial no estuvo en Intrusos y enseguida se disparó la versión de que su ausencia se debía a una internación de urgencia que había tenido después de una semana complicada donde se cruzó muy fuerte con su hija quien lo trató de mal padre, de vender una imagen que no es y de privilegiar a “sus gatos”, apuntando a las mujeres, por encima de ellas.

Sin embargo, este viernes el conductor de Intrusos subió una foto a su cuenta de Instagram donde se burlaba de ese rumor ya que estaba disfrutando de unas mini vacaciones en Londres y acompañado por su novia, Romina Pereiro, a quien su hija había cuestionado por ser “trepadora”.

“Dicen que yerba mala… y tienen razón. Acá estoy. En Londres y no internado. Mi corazón resistió y seguirá resistiendo todo. Solo me tomé un descanso con mi amor @romipereiro para disfrutarnos y disfrutar de los Stones. Disculpen si no cumplí con las expectativas de algunos, pero todavía tengo cuerda para rato y unas ganas de vivir que ni les cuento. En una semana nos vemos. Como siempre. #londres #london #rollingstones #stones”, fue lo que escribió el conductor de Intrusos. Por otra parte subió una foto muy feliz y enamorado de Romina con la leyenda: “Amor y felicidad” por lo que quedó claro que en esta pelea con su hija esta vez él se la jugó por su novia.

Claro que esto no cayó para nada bien en su hija y este viernes Morena otra vez arremetió con todo contra su padre y dejó de lado la paz que supuestamente había dicho que se instalaba en la relación. “Jaja, ¿ahora dicen que está internado y mal de salud mientras se fue de viaje con su noviecita? Dejen de inventar temas, cuento del que ya está inventado en esta vida”, cuestionó a quienes publicaron la falsa noticia.

Luego justificó lo que había escrito días atrás, cuando estalló el escándalo: “Y si dije lo que dije el otro día, fue por algo, no porque me levanté como loca y decidí ponerlo. Duela a quien le duela, caiga quien caiga. Estoy más fuerte que nunca, no me vas a derribar”.

Pero enseguida recordó aquellos momentos en los que según ella su padre no la protegió y volvió a pegarle. “Se les debe cagar de risa a todos porque importarle lo que le digan no le duele, eso se los aseguro. Y a mí trátenme como quieran. Mi mejor amiga, mi novio y yo, sabemos quien estuvo y quien no. Que los fantasmas sigan hablando… punto final”.

Después hizo un repaso de las cosas vividas con su padre y se dirigió directamente a él: “La remé, di todo por vos, me la jugué por vos, me fui a vivir con vos, nunca le creí nada a nadie porque confiaba ciegamente en vos y siempre estuve. Mucha desilusión. Pero suerte en el viajecito”, ironizó. Y cerró con un mensaje desafiante: “Luchando mil batallas por dentro, con mil sonrisas por fuera. Así es la vida. Una desilusión no es más que una situación que te ayuda a salir del lugar incorrecto. Voy por todo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *